06-08-2012 23:03
"El español que hablamos": Sobre porque, por que, por qué y porqué
ALMERÍA | LUIS CORTÉS / LA VOZ DE ALMERÍA | "El español que hablamos", la columna quincenal de opinión del catedrático de Lengua Española de la Universidad de Almería (UAL), Luis Cortés Rodríguez, inicia una nueva etapa con el artículo dedicado a "Sobre porque, por que, por qué y porqué". Cortés resalta que "es posible que la grafía que menos se tiende a confundir sea porque, escrita en una sola palabra y sin tilde".

Nelson MandelaHace unos días cayó en mis manos un artículo titulado El lugar de la verdad, la justicia y la reparación, firmado por Baltasar Garzón y publicado en el periódico El País (01.04.12). En él, se subraya un apartado que toma el nombre de una frase atribuida a Nelson Mandela: “Hay que derribar el silencio” y que el juez la recuerda con motivo de una representación de toreros, aficionados, ganaderos y empresarios que, por aquellas fechas, presentaron al presidente del Congreso una iniciativa legislativa, avalada por 590.000 firmas. Con ella, se intentaba la aprobación de una ley que regulara la fiesta taurina como forma de proteger el patrimonio cultural español. Pero de nada de esto estaría hablando si no fuera porque en ese texto encontré el siguiente fragmento:

El presidente del Congreso, los recibió con todo el protocolo y, sonriente, dijo que le parecía una iniciativa magnífica. No sé bien, porque mecanismo mental recordé el artículo  publicado en este diario de Reyes Mate en el que [ …]

Quienes hayan tenido la curiosidad de leer hasta aquí habrán notado que el citado fragmento tiene un primer error, que es la coma que aparece tras El presidente del Congreso, coma improcedente pues entre el sujeto y su verbo no se puede poner tal signo. Y también habrán advertido otra absurda coma, tras No sé bien, tan innecesaria como la anterior. Tales errores ortográficos, con ser gruesos, no me hubieran inspirado el escribir esta columna. El motivo fue el texto que sigue: “No sé bien, porque mecanismo mental recordé […]”, cuando lo único correcto hubiera sido: “No sé bien por qué mecanismo mental recordé […]”. El 17 de junio de este año, un periódico local titulaba, con grandes caracteres, una información así: “Caesa enseña el ‘por qué’ de hacerse autónomo el día 29”. Y se quedó tan pancho.

Errores como estos y otros parecidos son ejemplos de la confusión que, a veces, se da en la lengua escrita entre las formas  porque, por que, por qué y porqué.

Es posible que la  grafía  que  menos se tienda a confundir sea porque, escrita en una sola palabra y sin tilde. Sabemos que es una conjunción que sirve para introducir proposiciones que expresan la causa de lo dicho previamente: “El Real Madrid pierde prestigio porque tiene un entrenador mal educado”, “El rey se recuperará pronto porque se esfuerza mucho”.

Otra forma diferente es por que, escrita en dos palabras. Su buen empleo es un poquito más complejo, al tener dos valores diferentes. El primero, más sencillo a la hora de distinguirlo, está formado por la preposición por  seguida del relativo que, lo que podemos ver en ejemplos como: “Esos son los motivos por que yo nunca voy a su casa”, “Dime razones por que yo debería ir” Este uso es fácil reconocerlo dado que admite la anteposición del artículo que corresponda (el, la, los las) o puede sustituirse por otro relativo, según el género y número (el cual, la cual, los cuales y las cuales). Basta con hacer la prueba. Más complicado es el segundo uso de por que, escrito así cuando la preposición por introduce un complemento exigido por el verbo u otro elemento (adjetivo o sustantivo) de la oración principal; así, igual que digo caracterizarse por algo  o temor por algo tendré que decir “Este equipo se caracteriza por que siempre juega al ataque” o “el temor por que su hijo no quisiera estudiar lo tenía preocupado” No obstante, a veces, aunque sea un complemento exigido por algún elemento de la principal si la oración subordinada tiene matiz próximo al final (equivalente a para que) puede escribirse con las dos grafías. “rogué porque los dioses la salvaran” “rogué por que los dioses la salvaran”.

Vayamos con la tercera forma: por qué. En un anuncio de la Fundación Ramón Areces en que se informaba de un ciclo de conferencias, una de ellas se titulaba: “Comparabilidad global de la información financiera: ¿porqué, cómo y cuándo?”. Al margen de la comparabilidad, término inadmisible donde los haya, el porqué escrito junto y con acento es un uso incorrecto, que nos recuerda al de nuestro alumno, que citamos más arriba. Y es que cuando es interrogativo –como ocurre en ambos casos- solo se puede escribir separado “¿Por qué no vamos mañana al cine?”, “¿Por qué presumes tanto con tus notas?”.

El cuarto y último caso se escribe junto y con acento, el porqué y los porqués. Se trata de un sustantivo que significa causa, razón o motivo y, como tal sustantivo, se usa siempre precedido de un determinante (artículo, posesivo, etc.) “Él tenía sus porqués”; “No conozco el porqué de su respuesta”. Confío en que el periodista que escribió el titular arriba citado le dé tiempo a leer este artículo. Posiblemente, no le interese.

Lo mucho, decía Quevedo, se vuelve poco con desear otro poco más. Lo mío es mucho y no deseo más, si algo he conseguido aclarar.

LUIS CORTÉS RODRÍGUEZ
Catedrático de Lengua Española de la Universidad de Almería (UAL)

(Publicado en la sección de opinión de "La Voz de Almería", columna "El español que hablamos", hoy, lunes, 6 de agosto de 2012, página 27)

Enlace con el artículo en LAVOZDEALMERIA.COM

blog comments powered by Disqus

Publicaciones relacionadas

La FIP, a la que pertenece la FAPE, condena el brutal asesinato del periodista James Foley, en Siria

21-08-2014 0:00

BRUSELAS | FIP | La Federación Internacional de Periodistas (FIP), a la que pertenece la FAPE (Federación de Asociaciones de Periodistas de España) y la Asociación de Periodistas – Asociación de la Prensa de Almería /(AP-APAL), ha expresado su profunda conmoción tras la decapitación espantosa del periodista estadounidense James Foley, que desapareció en Siria en 2012.

"El peso de lo digital invita a la formación continua"

18-08-2014 17:04

ALMERÍA | ANTONIO TORRES / LA VOZ DE ALMERÍA | El peso de lo digital es vertiginoso desde la irrupción de internet que abre boquetes por todas partes. Uno de los profesionales que gestiona las nuevas aplicaciones desde la televisión es Miguel Ángel Rodrigo. A él dedica su columna "Talentos con sentido común" de "La Voz de Almería", Antonio Torres, director de la RTVA y miembro de la AP-APAL.

UDA y periodismo deportivo

17-08-2014 19:13

ALMERÍA | JOSÉ MANUEL BRETONES / DIARIO DE ALMERÍA / ELALMERIA.ES | El periodista almeriense José Manuel Bretones, en un artículo de opinión que publica "Diario de Almería", edición papel y digital -elalmeria.es- escribe sobre el periodismo deportivo almeriense del que dice "tenemos mucho de primera y alguno de tercera. Lo bueno, que cada cual elija".

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • Siguiente

RSS

Sindique los contenidos de este canal

Directorio de Información

Noticias

AP-APAL. Asociación de Periodistas - Asociación de la Prensa de Almería / Demarcación Territorial del Colegio de Periodistas de Andalucía en Almería (CPPAA).
Pz. San Sebastián, 5. Galería Comercial Edf. Concordia, Escalera Izqda, 1º,1ª. 04003 Almería. Tel.: (34) 950 26 01 41 y (34) 638 62 72 30. Twitter @AP_APAlmeria / Sitio en Facebook / Correos-e  apalmeria@fape.es / asociacion@periodistas2005.com